La resistencia

La historia es familiar: Nos compramos el auto último modelo y necesitamos urgente un corredor de seguros. No podemos dejar un bien de tan importante esfuerzo a la deriva con tantas probabilidades de que le ocurra algo.

Aparte del importante esfuerzo monetario que hemos hecho para comprar esta maquinaria que nos permitirá transportarnos, divertirnos, invertir y ¿Porqué no admitirlo? Lucirnos ante nuestras amistades como un símbolo de “Status” , entonces, buscamos la póliza y ya según el criterio de cada quién, invertiremos en una de mejor o peor calidad de acuerdo a lo que nos “alcance” para proteger el preciado bien.

Mi punto es el siguiente:Veo cotidianamente señoras conduciendo SUVs con capacidad de remolque para arrastrar dos caballos con remolque llevando a sus niños al colegio y recorriendo 20kms diarios en la ciudad con cuatro asientos vacíos…

¿Cuantas de ellas tendrán junto a sus conyugues un excelente seguro médico? ¿Un seguro de vida mancomunado? ¿Una póliza de incapacidad?

Mi punto no es no recompensarnos con lo que queremos, necesitamos y/o deseamos. Mi punto es ordenar el criterio de planificación financiera siendo mas frugales en ciertas decisiones y apostando mas al futuro con inversiones de la elección personal de cada quién y no dejando nunca a un lado la protección.

La prevención, esa historia que no queremos oir pero que sabemos existe, del vecino, del familiar, de nuestro padre y abuelo con su próstata “defectuosa” de ese cancer que ronda la familia en las mujeres o de la hipertensión silente que ataca a flacos, gordos bueno y malos. El accidente en el que murió aquel conocido buena persona “Porque seguro iba muy rápido” o la bendita mala suerte que le tocó al otro porque no rezaba como nosotros, no pensaba como nosotros, no tenía una estampita de la deidad en la que creemos… Y nos protege.

En este final de 2012 e inicio de 2013 le deseo de corazón que de un paso sólido adelante en escuchar, comprender y no resistirse. En sentir el maduro placer de saberse protegido y allí sí, disfrutar la vida a todo dar, concibiendo riesgos pero con un mínimo de previsiones tomadas…

¡Feliz año nuevo a todos!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s