Archivo de la etiqueta: 2014

Expectativas de protección de riesgos 2014 en Venezuela

Es un lugar común frecuente que muchos de mis clientes me comenten cosas como que los seguros incluyendo la intermediación; Estamos “tranquilos” pese a los graves problemas económicos del país. Se deduce alegremente que el incremento de las primas productos de revalorización de sumas aseguradas por efectos de inflación, nos beneficia linealmente. También se asume que todo el entorno de inseguridad personal repercute en beneficios notables para la industria aseguradora.

Es indiscutible que en el lado positivo, la industria del seguro ha crecido mucho en los últimos 20 años, más aún en los últimos diez. También es real que hay un creciente desarrollo de la cultura de prevención en un sector del país. Sin embargo; Nadie hace consideraciones pertinentes sobre cómo existe una creciente siniestralidad y problemas operativos considerables además de algunas amenazas que siguen “dormidas” mientras nos preocupamos por lo superficial y visible.

Empecemos por cómo el gobierno ha influido en la industria aseguradora. Uno de los ramos pilares como lo son los seguros médicos –El conocido HCM- ha sido desmejorado sensiblemente, impactado, trasladando los problemas de la salud pública a la aseguradora privada. Los seguros “solidarios” hicieron debut y el impacto de beneficio es difícil de cuantificar en pro del asegurado pero a cambio si se siente la elevada tasa de retorno de siniestros por las condiciones desfavorables de dicha suscripción.

En 2013, se estableció una escandalosa obligación de baremos impuestos para clínicas privadas y la industria del seguro –dicen ellos forzosamente- se plegó a dicha imposición gubernamental. Ustedes ven el resultado directo, obvio: Una atroz colisión entre lo que deberían ser dos sectores aliados; La industria aseguradora y la medicina privada. Quienes pierden con todo esto somos todos; Intermediarios que impotentes podemos apoyar a nuestros clientes y estos a su vez, se ven condicionados en experiencias con frecuencia no exitosas de reposición de pérdida y menoscabo en calidad de atención médica. Y esto tiende a agudizarse, las clínicas van poco a poco usando tecnología mas “primaria” para compensar los pagos incompletos de las aseguradoras.

Si volteamos la mirada al sector automotor el panorama no es mas confortante aunque por razones distintas: ¿Dónde están los autos nuevos? Se están recirculando autos usados y el parque automotor esta lleno de vehículos obsoletos que ocupan las redes de asistencia vial ofreciendo un servicio deprimente, con talleres repletos de estos, primas muy elevadas y dramática situación de obtención de repuestos para solucionar siniestros. Algunas medidas, incluyen el aumento de cobertura casco entre 13-15 años para algunos modelos, sin embargo; Las primas se duplican y hasta superan el 150% respecto al 2012 por una razón obvia: La revaluación de sumas aseguradas.

El resto de los ramos de seguros de personas (Incapacidad, accidentes) tiene un modesto crecimiento y el sostén se fundamenta en seguros de patrimonio. Sin embargo le recuerdo; Hay amenazas dormidas que reposan en grandes siniestros en la industria petrolera y en eventos naturales de impredecible suceso que felizmente no dejaron huellas importantes en 2013.

Mi recomendación para todos es ponderar con certeza cuales riesgos les impactarían mas sus finanzas. Tener consideración del gran impacto que significará asegurar un bien tan preciado como un auto. Intentar conseguir la mejor cobertura en seguros médicos y por supuesto, no apartar su patrimonio.

Asimismo, algunos personeros de la industria, temen por problemas en la sociedad civil que pudieran derivar en desórdenes cuyas coberturas que encuentran delimitadas en el renglón de motín y disturbios laborales con muchas excepciones.

Así las cosas, tenemos que seguir siendo precavidos y organizar nuestras finanzas y prioridades a ser transferidas con las aseguradoras. La situación de inseguridad personal, empresarial, laboral no hace inteligente el no cubrir nuestros riesgos y bienes muebles e inmuebles pero por otra parte, se necesitará un orden importante de ingresos y egresos para mantener el equilibrio financiero.

De nuestra parte, saben que cuenta con nosotros para asesorarles de manera debida, profesional y con entereza. Hay un activo moral del que no hemos hablado y que pocos toman en cuenta: El optimismo. Tenemos que seguir trabajando para recuperar el ánimo, la voluntad y construir cada uno una mejor realidad cotidiana dentro de lo que sea posible.

Estamos a la orden.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo El mundo del seguro