Archivo de la etiqueta: #Prevención #riesgos #siniestros #resistencia

6 razones por las que usted no debería invertir en protección de riesgos (seguros)

Voy a ser controversial: No todo el mundo esta preparado para tener una delegación de riesgos en una aseguradora. Si usted califica demasiado en los aspectos que voy a mencionar, piénselo bien, asuma sus riesgos con claridad y certeza y siga adelante:

1) Usted no soporta la idea de pagar sin retribución: Una póliza de seguro no es un instrumento de ahorro. Salvo excepción de ciertos seguros de vida universales /dotales que incorporan ahorro como valor agregado, las pólizas de seguros se pueden pagar por años, décadas sin retribución alguna. Es mas: Cuando usted las necesita ¡Pueden no dar la cobertura o servicio esperado! Sino comprende que usted esta comprando un capital rodeado de servicios cuyo uso puede ser impredecible, es mejor que lo olvide.

2) Usted es un mal pagador: Pagar una póliza de seguros exige una planificación sencilla: Su renovación anual (O en otros períodos siempre y cuando usted sepa cuales son) exigen una indefectible metodicidad, programación y exactitud. No hay almuerzo gratis sobre todo en esta actividad.

3) Usted no necesita un asesor: Ir solo a la aseguradora, pagar la prima, llevar el auto a inspección, firmar un contrato, aprender ciertos procesos… Usted solo contra la aseguradora que parece un perro dócil hasta que llega el momento de un siniestro complicado… y descubre al Rotweiler que pudo ser domado por su corredor de seguros.

4) Usted espera una indemnización del 100%: Sí, todos queremos ese escenario, empezando por los asesores de seguros. El problema es que en el lapso de vida de una póliza, usted será indemnizado en un 50, 70, 90 o 100% . ¿Se sorprende? Esto depende de muchos factores, condiciones del contrato, discusión de baremos y costes, alianzas con proveedores, y ciertas pautas que usted desconocía y que su asesor no le anticipó porque ello habría significado una compleja sesión de asesoría de muchas horas en la que usted habría decidido no hacer nada.

5) Usted es un impaciente: Quiere su auto arreglado en 48 horas, quiere no hacer nada que tenga que ver con papeles, firmas, documentación. No quiere esperar a la clave de egreso de una clínica, no soporta la petición de informes, licencias, permisos. Sépalo, incluso los siniestros mas pequeños tienen una metodología que su asesor le indicará cual es y cómo hacerla lo mas expedita posible.

6) Usted cree que le están robando siempre: Esta rodeado de gente que ha sido “estafada” por la aseguradora. Se siente como un gladiador listo para gritar improperios al primer “pero” y además piensa que el mercado de seguros es un latrocinio legitimado. El negativismo, la predisposición, la intolerancia, suele traer una experiencia negativa. La paciencia, la comprensión, la elección adecuada de la empresa e intermediario le granjearán tranquilidad y respuesta asertiva.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo El mundo del seguro

La resistencia

La historia es familiar: Nos compramos el auto último modelo y necesitamos urgente un corredor de seguros. No podemos dejar un bien de tan importante esfuerzo a la deriva con tantas probabilidades de que le ocurra algo.

Aparte del importante esfuerzo monetario que hemos hecho para comprar esta maquinaria que nos permitirá transportarnos, divertirnos, invertir y ¿Porqué no admitirlo? Lucirnos ante nuestras amistades como un símbolo de “Status” , entonces, buscamos la póliza y ya según el criterio de cada quién, invertiremos en una de mejor o peor calidad de acuerdo a lo que nos “alcance” para proteger el preciado bien.

Mi punto es el siguiente:Veo cotidianamente señoras conduciendo SUVs con capacidad de remolque para arrastrar dos caballos con remolque llevando a sus niños al colegio y recorriendo 20kms diarios en la ciudad con cuatro asientos vacíos…

¿Cuantas de ellas tendrán junto a sus conyugues un excelente seguro médico? ¿Un seguro de vida mancomunado? ¿Una póliza de incapacidad?

Mi punto no es no recompensarnos con lo que queremos, necesitamos y/o deseamos. Mi punto es ordenar el criterio de planificación financiera siendo mas frugales en ciertas decisiones y apostando mas al futuro con inversiones de la elección personal de cada quién y no dejando nunca a un lado la protección.

La prevención, esa historia que no queremos oir pero que sabemos existe, del vecino, del familiar, de nuestro padre y abuelo con su próstata “defectuosa” de ese cancer que ronda la familia en las mujeres o de la hipertensión silente que ataca a flacos, gordos bueno y malos. El accidente en el que murió aquel conocido buena persona “Porque seguro iba muy rápido” o la bendita mala suerte que le tocó al otro porque no rezaba como nosotros, no pensaba como nosotros, no tenía una estampita de la deidad en la que creemos… Y nos protege.

En este final de 2012 e inicio de 2013 le deseo de corazón que de un paso sólido adelante en escuchar, comprender y no resistirse. En sentir el maduro placer de saberse protegido y allí sí, disfrutar la vida a todo dar, concibiendo riesgos pero con un mínimo de previsiones tomadas…

¡Feliz año nuevo a todos!

Deja un comentario

Archivado bajo El mundo del seguro