Archivo de la etiqueta: Salud

Una visión del futuro

Los resultados de la unión entre tecnología y medicina pueden aportar innumerables beneficios a millones de personas en todo el mundo, desde pacientes hasta médicos y empresas aseguradoras. En la publicación de hoy queremos mostrar dos dispositivos que pronto saldrán a la venta…

Una mirada en detalle de nuestra salud

Las nuevas gafas inteligentes que te muestra un amigo pueden ser incluso más inteligentes de lo que piensas.

VSP Global, una compañía estadounidense sin ánimo de lucro especializada en el cuidado de la vista, ha presentado un nuevo complemento para la salud al que podemos definir como visionario en todos los sentidos de la palabra.

Las nuevas gafas de seguimiento de la salud, con montura diseñada por Dragon Alliance, tienen unos sensores que realizan funciones similares a las de las pulseras medidoras de actividad, como por ejemplo llevar un registro de las calorías consumidas, los pasos y la distancia que has recorrido. Las gafas se pueden sincronizar mediante tecnología Bluetooth con una aplicación de seguimiento de la actividad en tiempo real.

Aunque los empleados de VSP Global en California serán los primeros en probar las gafas, ya se está trabajando en nuevos diseños y funciones. En palabras de Jay Sales, uno de los responsables de innovación de VSP: “No se trata simplemente de un dispositivo que cuenta los pasos y las calorías. La finalidad del proyecto es seguir desarrollando las capacidades iniciales, para que, en un futuro, los usuarios puedan acceder a información contextual sobre su salud y utilizarla para motivarse y tomar mejores decisiones en sus vidas“.

La realidad de la innovación médica

Oculus, una empresa que desarrolla tecnología de realidad virtual muy conocida gracias a las mejoras que ha introducido en la experiencia para los fanáticos de los videojuegos, ha creado un casco que ha despertado la atención de la comunidad médica investigadora. Este casco puede realizar simulaciones de realidad virtual para el tratamiento de distintas enfermedades, pero de momento no es más que un prototipo hasta que salga a la venta en 2016.

Jennifer Patterson, investigadora de la Universidad de Pittsburgh, EE.UU., destaca el potencial del casco a la hora de tratar a soldados que padecen estrés postraumático, empleando imágenes virtuales de entornos similares a aquellos a los que se han visto expuestos, como por ejemplo desiertos o ciudades de Oriente Medio.

Ya se ha demostrado la efectividad de la tecnología de realidad virtual en numerosas terapias médicas, como el glaucoma (control del equilibrio) y tratamientos de quemaduras (alivio del dolor). Lo que diferencia a Oculus del resto es su precio, pues, mientras otros dispositivos similares pueden llegar a costar entre 30.000 y 300.000 dólares, los desarrolles han logrado hacerse con un casco Oculus por menos de 400 dólares. Por el momento, los altos precios de los simuladores están justificados pues los modelos más caros no solo ofrecen una mayor precisión, sino que también cuentan con opciones de montaje más flexibles. No obstante, es probable que esto cambie en el futuro. Según Felipe Medeiros, profesor de la Universidad de California en San Diego: “Los sistemas serán más baratos y precisos cuantas más empresas se sumen a esta iniciativa“.

– See more at: http://www.bestdoctorsblog.com/es/dispositivos-alta-tecnologia/#sthash.O7QGaxhu.dpuf

Tomado del blog de Best Doctors

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo El mundo del seguro

Longevidad dispara industria de la salud

TEXCOCO.- (Texcoco Press).- A principios del siglo XX el promedio de vida mundial era de 31 años; hoy es de alrededor de 70. Esto es en gran parte el testamento de un mejor cuidado de la salud. Las vacunas dominaron a la polio y el sarampión, y la viruela fue erradicada.

Sin embargo, esos avances significan que el mundo enfrenta un nuevo desafío en el siglo XXI. Mientras menos gente muere por enfermedades infecciosas, un creciente número de personas vive lo suficiente para desarrollar condiciones crónicas como enfermedades cardiacas, cáncer, diabetes y demencia.

Eso es cierto en países ricos, como Estados Unidos, donde 86 por ciento del gasto en cuidado de salud se dirige a enfermedades no transmisibles, pero los males crónicos representan de 60 por ciento de las muertes en el mundo cada año, tres cuartas partes en los países en desarrollo.

Esta carga aumenta a medida que el desarrollo económico expone a más gente de Asia, África y América Latina a factores como el estilo de vida sedentario y mayor longevidad. El número de personas en el planeta con más de 60 años se duplicó desde 1980; este grupo representará más de uno de cada cinco personas en 2050, según la Organización Mundial de la Salud.

Una creciente cantidad de personas con dinero y con más edad, susceptibles de enfermedades crónicas, puede parecer una receta para el crecimiento de la industria de la salud.

El gasto por cuidados médicos en China se proyecta que crezca 14 por ciento al año entre 2013 y 2017, dice el Economist Intelligence Unit (EIU). Incluso un mercado maduro, como el de EU, probablemente crecerá 4.4 por ciento en el mismo periodo.

Sin embargo, esos costos crecientes son una presión para gobiernos, aseguradoras y pacientes, y plantean dudas sobre la sustentabilidad de los modelos de cuidados de salud actuales.

Desde el racionamiento de medicamentos para el cáncer en Reino Unido hasta el incremento de los gastos en los mismos pacientes de EU, la evidencia de esto es notable en todo el mundo desarrollado. Las presiones de costos no son menos severas en los países en desarrollo.

Kare Schultz, director de Operaciones de Novo Nordisk, el mayor fabricante de insulina del mundo, dice que el aumento de los costos lleva a una convergencia de los sistemas de salud, y todos los países comparten la carga entre gasto público, aseguradoras y financiamiento de los pacientes. “Europa se mueve hacia el sistema de EU y EU se mueve hacia el sistema europeo, y China se ubicará en medio”, dice.

La presión de precios no es nada nuevo en los sistemas de salud pública de Europa de un solo pagador, que desde hace mucho tiempo utiliza su poder de negociación para tener un descuento de entre 30 y 40 por ciento en el precio de los medicamentos en comparación con el mercado fragmentado de EU.

Pero hay señales de que incluso EU se volvió más consciente en los costos desde que el presidente Barack Obama impulsó un acceso más amplio al seguro de salud mediante la Ley de Cuidado de Salud Asequible.

En China, las duras medidas del gobierno contra los sobornos entre las farmacéuticas, que atrapó a la británica GlaxoSmithKline, en parte fue un reflejo del deseo de Pekín para hacer frente a los costos inflados. De igual manera, está el enfoque agresivo de India para impugnar las patentes de fármacos y aumentar la disponibilidad de los medicamentos genéricos de bajo costo.

El entorno obliga a las farmacéuticas a trabajar más duro para demostrar que sus productos y servicios ofrecen a los pacientes beneficios medibles a un costo asequible. Y se intensifican los esfuerzos para reducir el costo de desarrollo de nuevos medicamentos, que se estiman en 2 mil 560 millones de dólares.

Hay esperanzas de que el surgimiento de la tecnología digital de cuidados de salud y la proliferación de datos de pacientes que la acompaña ayuden a ofrecer soluciones. Las aplicaciones móviles y los sensores tienen el potencial de proporcionar información en tiempo real de la salud de una persona y revelar las tendencias generales de la población, lo que puede aumentar la eficiencia de investigación médica y la atención de salud.

Sin embargo, hay una gran distancia entre lo que promete esta revolución y la realidad de la infraestructura de los cuidados de salud. Pascale Richetta, vicepresidenta para Europa occidental y Canadá de AbbVie, la farmacéutica estadunidense, dice que se gastan demasiados recursos en costosos hospitales que se diseñan para cuidados intensivos, en lugar de crónicos. “Necesitamos alejar el cuidado de los hospitales para llevarlos a las casas y a la comunidad”, dice.

Añade que debe haber mayor enfoque en la prevención de enfermedades y en el diagnóstico temprano, y cita el ejemplo de los centros ambulatorios de España para ofrecer una intervención temprana contra los desórdenes musculoesqueléticos. Se estima que por cada euro que se invierte, se ahorran 11 al reducir los costos de cuidado de largo plazo y el ausentismo laboral.

“Es importante ver el gasto en cuidados de salud no solo como un costo, sino como una inversión. El énfasis debe de ser lograr una buena relación costo/precio de la inversión”, dice Ana Nicholls, especialista en cuidados de salud en la EIU.

Algunos países lo hacen mejor que otros. El índice de resultados y gasto de salud del EIU del año pasado ubicó a Japón y Singapur con mejor desempeño en sus resultados. En contraste, EU solo llegó al lugar 33, por debajo de Líbano y Costa Rica, a pesar de ser el que más gasta por persona de los 166 países del estudio.

El índice resaltó la enorme distancia entre el gasto de 9 mil 126 dólares per cápita de EU y los 96 dólares del último lugar, Sierra Leona, uno de los países más golpeados por el ébola. Este brote es un recordatorio de que los avances médicos en el último siglo no se comparten equitativamente. La esperanza de vida en África cayó desde la década de los 90 debido al sida.

Nuevos medicamentos permiten que personas con VIH tengan esperanza de vida normal, y se apresuraron las pruebas de vacunas y tratamientos prometedores contra el ébola. Hay grandes avances para enfrentar enfermedades crónicas. Pero la ciencia debe demostrar que es la parte fácil en comparación con poder satisfacer la demanda de tratamientos asequibles.

Deja un comentario

Archivado bajo Noticias Seguros

¿Puede ser el cáncer cuestión de mala suerte?

Un reciente estudio afirma que la “mala suerte” puede ser la causante de dos tercios del riesgo total de padecer cáncer. El reconocido oncólogo Luis Costa analiza estudio en profundidad.

Análisis de una investigación, por el Profesor Luis Costa

Todos hemos oído hablar de casos similares, como el de una persona no fumadora que desarrolla cáncer de pulmón, o la que siempre lleva sombrero y protección solar y desarrolla cáncer de piel. También hemos oído hablar de personas que, repentinamente, tienen que hacer frente a un diagnóstico poco común, pues padecen cáncer sin que exista explicación lógica relacionada con sus antecedentes familiares o con la exposición a agentes cancerígenos. Al hablar de estos casos, se suele decir que estas personas tienen “buenos” o “malos” genes.

Sin embargo, un estudio reciente llevado a cabo en el centro oncológico Johns Hopkins Kimmel de Estados Unidos afirma que la causa puede estar relacionada con la suerte, y no con los genes. Dicho estudio ha creado un modelo estadístico que muestra que la “mala suerte” es la causante de dos tercios del riesgo total de padecer cáncer, mientras que el tercio restante tiene que ver con factores genéticos o elementos externos, como el estilo de vida.

Muchos han malinterpretado esta afirmación, pues piensan que la suerte está directamente relacionada con el cáncer, pero en realidad no es así. La probabilidad de desarrollar cáncer está directamente relacionada con tres factores principales:

  • la exposición a agentes cancerígenos (ej. el tabaco, los malos hábitos alimenticios o algunos virus como la hepatitis B)
  • la predisposición genética
  • el número de divisiones de las células madre de un tejido concreto durante la vida de una persona

Las mutaciones de ADN pueden suceder durante el proceso de división o replicación de las células madre, y dichas mutaciones son las que pueden causar cáncer. El estudio, llevado a cabo en el centro Johns Hopkins, indica que la división de células madre es la causa principal de la mayoría de tipos de cáncer, y, por lo tanto, sugiere que la buena o mala “suerte” está relacionada con el proceso mediante el que un cuerpo determinado experimenta más o menos divisiones celulares.

Analogía entre el cáncer y un accidente de coche

Para explicar los hallazgos del estudio, sus autores han comparado el riesgo de padecer cáncer con el riesgo de sufrir un accidente de coche.

la duración del viaje = tu vida

las condiciones climáticas = factores externos, como el tabaco, los virus o el estilo de vida

el estado de tu coche = factores genéticos

No existe solamente una causa por la que se desarrolle el cáncer. El estudio puntualiza que no podemos cambiar el camino que tomamos para desplazarnos desde A hasta B, pues tampoco podemos hacer nada para modificar la duración de nuestra vida ni el número de divisiones de células madre que experimentará nuestro cuerpo. No obstante, sí que podemos evitar conducir cuando hay mal tiempo y podemos llevar el coche a revisiones periódicas, del mismo modo que podemos evitar el tabaco o un estilo de vida perjudicial y tenemos la oportunidad de hablar con nuestro médico para hacernos pruebas si tenemos antecedentes de cáncer en la familia y así poder tomar medidas preventivas si existe riesgo de que podamos padecerlo.

Información para médicos

El estudio muestra que, mediante el cálculo del “índice de riesgo adicional”, es decir, el resultado de multiplicar el riesgo de que una persona padezca cáncer a lo largo de su vida por el número de divisiones de células madre, nosotros, como médicos, podemos proponer un enfoque más personalizado para llevar a cabo una prevención primaria (medidas preventivas) o una prevención secundaria (detección precoz), dependiendo del tipo de tumor.

Cada tumor se desarrolla de una manera diferente, y en este estudio los llamados tumores de tipo D (aquellos que cuentan con un alto índice de riesgo adicional, como por ejemplo el cáncer de pulmón en los fumadores) se corresponden con aquellos que pueden verse afectados por factores de riesgo externos. En estos casos, los resultados de la prevención primaria y secundaria podrían ser decisivos. Por otro lado, es más probable que solamente la prevención secundaria pueda resultar beneficiosa para los llamados tumores de tipo R (aquellos que tienen un bajo índice de riesgo adicional, como por ejemplo el cáncer de pulmón en no fumadores), por eso la detección precoz es una cuestión fundamental.

No se han incluido todos los tipos de tumores

Es importante señalar que el estudio Johns Hopkins no ha incluido algunos tipos de cáncer, como el de mama o el de próstata, dos de los más comunes. Es probable que esto se deba a que el desarrollo tumoral en el cáncer de mama y en el de próstata está fuertemente ligado a factores hormonales, lo que probablemente sea indicativo de que no existe una relación clara entre el número de divisiones de células madre en el tejido mamario o prostático y la incidencia de cáncer en estos órganos.

El Profesor Luis Costa es Director de Oncología en el Hospital de Santa María de Lisboa y miembro del Consejo Asesor de Medicina de Best Doctors en Europa.

– See more at: http://www.bestdoctorsblog.com/es/puede-ser-el-cancer-cuestion-de-mala-suerte/#comment-3245

Información tomada del blog de la aseguradora “Best Doctors” http://www.bestdoctorsblog.com

Deja un comentario

Archivado bajo Seguros de Personas